+34 675 69 73 28

La historia de Phitsanulok, tambi√©n conocida como Pitsanulok, es rica y llena de eventos significativos que han influido en la formaci√≥n de la provincia y su importancia en Tailandia. Desde su fundaci√≥n hasta la era moderna, Phitsanulok ha desempe√Īado un papel vital en la historia tailandesa.

Fundada en el siglo XIV, Phitsanulok se estableció como una ciudad importante durante el Reino de Ayutthaya. Durante este período, la ciudad prosperó como un centro de comercio y se convirtió en una base estratégica para la defensa del reino.

En el siglo XVIII, Phitsanulok alcanzó un hito importante cuando el rey Naresuan el Grande nació en la ciudad. Naresuan se convirtió en uno de los monarcas más destacados de Tailandia y es venerado como un héroe nacional. Bajo su reinado, el reino de Ayutthaya experimentó un resurgimiento y repelió las invasiones birmanas.

En 1767, el Reino de Ayutthaya fue atacado y destruido por los birmanos durante la caída de la ciudad. Sin embargo, Phitsanulok resistió valientemente a los invasores y se convirtió en el refugio temporal del rey y su corte. Esta resistencia simbolizó la tenacidad y la determinación del pueblo de Phitsanulok.

En el siglo XIX, Phitsanulok pasó a formar parte del Reino de Siam y experimentó un crecimiento significativo bajo el reinado del rey Rama IV y el rey Rama V. Durante este período, se construyeron importantes infraestructuras, como carreteras y puentes, que mejoraron la conectividad y el desarrollo de la ciudad.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Phitsanulok fue ocupada por las fuerzas japonesas. La ciudad fue un importante centro de operaciones y suministros para los japoneses en Tailandia. Después de la guerra, la ciudad se reconstruyó y se convirtió en un importante centro educativo y cultural en la región.

Hoy en día, Phitsanulok es una próspera ciudad que combina la historia con el progreso moderno. Es famosa por su importancia religiosa, ya que alberga el templo de Wat Phra Sri Rattana Mahathat, que alberga la imagen de Buda más venerada de Tailandia, el Phra Phuttha Chinnarat.

En cuanto a las atracciones turísticas en Phitsanulok, además del templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat, los visitantes pueden explorar el Museo Nacional de Phitsanulok, que exhibe artefactos históricos y obras de arte. Además, el Parque Histórico de Sukhothai, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra cerca y es una visita obligada para aquellos interesados en la historia tailandesa.

Los festivales también son una parte integral de la vida en Phitsanulok. El Festival de la Danza de la Serpiente, que se celebra en el templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat, es un evento destacado donde los bailarines realizan una danza tradicional con serpientes. Otro festival popular es el Festival de los Faroles Flotantes, que se celebra durante el mes de noviembre y presenta hermosos faroles que se lanzan al río Nan.

No te puedes perder en Phitsanulok…

Visita al Templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat: Este es uno de los templos más importantes de Phitsanulok y alberga la famosa imagen de Buda, Phra Phuttha Chinnarat. Los visitantes pueden maravillarse con la belleza y la serenidad del templo, así como con la arquitectura y las esculturas en su interior.

Explora el Parque Histórico de Sukhothai: Aunque no se encuentra en Phitsanulok propiamente dicho, el Parque Histórico de Sukhothai está cerca y es una visita obligada para los amantes de la historia y la cultura. Este sitio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, alberga las ruinas de la antigua ciudad de Sukhothai y ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar antiguos templos, estatuas y estanques.

Visita al Museo Nacional de Phitsanulok: Este museo es el lugar perfecto para aprender sobre la historia y la cultura de la región. Exhibe una variedad de artefactos históricos, arte y esculturas que cuentan la historia de Phitsanulok y su importancia en Tailandia.

Paseo en barco por el río Nan: El río Nan atraviesa Phitsanulok y ofrece hermosos paisajes naturales. Los visitantes pueden disfrutar de un relajante paseo en barco por el río, admirando la belleza de la naturaleza y disfrutando de la serenidad del entorno.

Observación de aves en el Parque Nacional de Kaeng Chet Khwae: Este parque nacional es un paraíso para los amantes de las aves. Con una gran variedad de especies de aves, es un lugar ideal para observar y fotografiar aves en su hábitat natural.

Recorrido por el Mercado Nocturno de Phitsanulok: Los mercados nocturnos son una parte integral de la cultura tailandesa, y el Mercado Nocturno de Phitsanulok no es una excepción. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de una amplia selección de alimentos locales, artesanías, ropa y recuerdos. Es un lugar perfecto para probar la deliciosa comida tailandesa y sumergirse en la vida nocturna local.

Visita al Santuario de Naresuan el Grande: Este santuario conmemora al famoso rey Naresuan el Grande, quien nació en Phitsanulok. Los visitantes pueden aprender sobre la vida y los logros de este gran monarca tailandés mientras exploran el santuario y los jardines circundantes.

Excursi√≥n al Parque Nacional de Kaeng Sopha: Este parque nacional ofrece hermosos paisajes naturales, con cascadas, monta√Īas y exuberante vegetaci√≥n. Los visitantes pueden disfrutar de caminatas esc√©nicas, nadar en las cascadas y observar la vida silvestre en su entorno natural.

Participa en festivales locales: Phitsanulok es conocido por sus festivales culturales y religiosos. El Festival del Templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat es uno de los m√°s destacados, donde los lugare√Īos y turistas se unen para celebrar y participar en diversas actividades culturales y religiosas.

Recorrido gastronómico: Una visita a Phitsanulok no estaría completa sin probar la deliciosa comida local. Los visitantes pueden disfrutar de platos auténticos tailandeses, como el famoso khao soi, un plato de fideos al curry, así como otras especialidades locales.